Preside el Templo Parroquial un Cristo Gótico recientemente restaurado, al que veneramos, de manera especial, el día de Viernes Santo.