17 Abril, 2016

PASCUA 4C 2016 


En los evangelios de los domingos de pascua, tomados de san Juan, Jesús sigue presentándose como un pastor muy peculiar: no sólo cuida de las ovejas, les da la vida. Y una vida eterna.
En un mundo como el nuestro, con tanta información, el libro de los Hechos nos recuerda que es la palabra de Dios la que encierra la fuerza revitalizadora que necesitamos los seguidores de Jesús, y todo ser humano. Esta Palabra no se impone, sino que puede ser acogida o rechazada por cada uno. Pero es causa de alegría y acción de gracias para quienes la reciben.
También nos recuerda la primera lectura esa necesidad de la fe en Jesucristo: La primera comunidad va creciendo hasta llegar a tener ya un nombre: el de "cristianos”.
El evangelio de hoy tiene de fondo la imagen del "buen pastor”, figura muy frecuente en el mundo rural del tiempo de Jesús. Hoy nos es especialmente difícil comprender lo que Jesús nos quiere decir, porque no tenemos viva esa imagen. Aquel pastor que, cada día, madrugaba, caminaba delante, conocía a cada oveja y ellas le reconocían y seguían, escogía los mejores pastos, velaba por su seguridad, al mediodía las reunía en zona de sombras y regresaba al anochecer para devolverlas a su redil.
Las primeras comunidades cristianas, después de la Resurrección de Jesús, en medio de múltiples rechazos, como los que sufren Pablo y Bernabé en Antioquia de Pisidia, toman conciencia de que están a salvo al amparo de Jesús, buen pastor que les conoce por su nombre y les ama, dio su vida por ellos, les alimenta con su palabra y con su pan, les lleva sobre sus hombros en los momentos de decaimiento y les cobija y protege en medio de las adversidades. 
Desde esa confianza soportan las persecuciones de Jerusalén, emigran a otras tierras. Y, desde esa confianza, van extendiendo el evangelio de Jesús por la cuenca del mediterráneo, incorporando a los gentiles ante la oposición de los judíos. La figura de Jesús buen pastor se convirtió muy pronto en la imagen más querida, como se constata en las catacumbas de Roma.  
Un aspecto que resalta de modo especial el evangelio de hoy es la centralidad de Jesús. ¿Podría hablar así si se refiriera al papel que juega en nosotros? ¿Nuestra vida, nuestro tiempo, nuestras opciones, nuestras palabras pertenecen así de claramente a Jesús? 
Tener a Jesús como centro de la vida supone escuchar su voz y seguirle: ambas son las características dominantes en toda vida de fe. El final del evangelio de hoy nos dice que Jesús y el Padre son uno.
Creer en el Resucitado, en primer lugar, invita a revisar críticamente las imágenes de Dios que podemos tener. Creemos en Dios, pero creer en el Dios de Jesús no es creer en un Dios cualquiera: el que se hizo hombre, el que pasó por el mundo como uno de tantos pero haciendo el bien, el que se conmovía ante la necesidad y el sufrimiento de las personas, el que comía con los pecadores y les perdonaba, el que sólo se indignaba ante la hipocresía y la dureza de corazón. No hemos visto nunca a Dios, pero entrevemos su rostro en los gestos de Jesús. No hemos oído nunca a Dios, pero las palabras de Jesús reflejan su Palabra. Porque Jesús y el Padre son uno.
El Dios de Jesús supera a todas las experiencias e instancias que podemos vivir los humanos. No es que nuestro mundo sea inconsistente y falso. Tiene su dignidad y capacidad para construirnos. Pero necesita un fundamento y un horizonte que le dé plenitud y así nuestra vida pueda ser en verdad una vida para siempre. 
Las comunidades cristianas, hoy, en España y en Europa nos vemos en serias dificultades. Las nuevas generaciones con frecuencia abandonan la práctica religiosa o la fe. La creencia no es valorada sino tildada de algo anticuado. Y abundan las tensiones intraeclesiales entre las diversas sensibilidades o formas de vivir la fe. 
Es urgente, pues, que nos centremos en Jesucristo, nuestro buen pastor que nos inspira con su luz, su ánimo, su consuelo. A la vez, es decisivo y el Papa Francisco nos urge a ello, el abrirnos, salir a la calle, hacernos presentes, contar lo de Dios a otros muchos; transparentar su amor incondicional hacia ellos. Queremos hacernos presentes como comunidades de consuelo y solidaridad. A veces, el mayor problema no es la necesidad material, sino el aislamiento emocional y la pérdida de sentido. La esencia del consuelo y la solidaridad se expresa en la amistad comprometida capaz de compartir los gozos y los pesares de nuestras vidas. Para concretar estas posibilidades será necesario reforzar los grupos de ayuda a ancianos, a minusválidos, los grupos de implicación social y política. En esta encrucijada estamos urgidos a dar la talla en la tarea de acogida a inmigrantes y asilados políticos que escapan de situaciones dramáticas en su lugar de origen. 
En la comunión vamos a tocar la presencia de ese Pastor que se hace nuestro alimento que rehace, sana para continuar nuestro camino. 
Ojalá se hagan gozosa realidad entre nosotros las promesas de la profecía del Apocalipsis que hemos escuchado: «Ya no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono de Dios será su Pastor y les conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos». 




1 - 1 de 1
 

Ultimas noticias   


DOMINGO V CUARESMA 17 

-Abril 02, 2017

DOMINGO IV CUARESMA 17 

-Marzo 26, 2017

DOMINGO III CUARESMA 17 

-Marzo 19, 2017

DOMINGO II CUARESMA 17 

-Marzo 12, 2017

DOMINGO I CUARESMA 17 

-Marzo 05, 2017


Archivo

abril 2017

marzo 2017

febrero 2017

enero 2017

diciembre 2016

noviembre 2016

octubre 2016

septiembre 2016

agosto 2016

julio 2016

junio 2016

mayo 2016

abril 2016

marzo 2016

febrero 2016

enero 2016

diciembre 2015

noviembre 2015

octubre 2015

septiembre 2015

agosto 2015

julio 2015

junio 2015

mayo 2015

abril 2015

marzo 2015

febrero 2015

enero 2015

diciembre 2014

noviembre 2014

octubre 2014

agosto 2014

julio 2014

mayo 2014

abril 2014

marzo 2014

febrero 2014

enero 2014

diciembre 2013

noviembre 2013

octubre 2013

septiembre 2013

agosto 2013

julio 2013

junio 2013

mayo 2013

abril 2013

marzo 2013

febrero 2013

enero 2013

diciembre 2012

noviembre 2012

octubre 2012

septiembre 2012

agosto 2012

julio 2012

junio 2012

mayo 2012

abril 2012

marzo 2012

febrero 2012

enero 2012

diciembre 2011

noviembre 2011

octubre 2011

septiembre 2011

agosto 2011

julio 2011

junio 2011

mayo 2011

abril 2011

marzo 2011

febrero 2011

enero 2011

diciembre 2010

noviembre 2010

octubre 2010

septiembre 2010

agosto 2010

julio 2010

junio 2010

mayo 2010

abril 2010

marzo 2010

febrero 2010

enero 2010

diciembre 2009

noviembre 2009

octubre 2009

septiembre 2009

agosto 2009

julio 2009

junio 2009

mayo 2009

abril 2009

marzo 2009





administrador